Museo Da Vinci, refugio del tiempo

Por Adela Vargas

En el pueblo de Villa de Mayo, en la calle Sucre 364, desde el 25 de abril de 1998 tiene sus puertas abiertas el Museo Leonardo Da Vinci, fundado y dirigido por el artista plástico Andrés Pellegrini y por su esposa Elba Amalia Geovia (Toti). El museo consta de dos habitaciones, una de cinco metros cuadrados, en la cual se levanta una cúpula cuyo cenit mide 7,17 metros de altura y 5 metros de diámetro. La otra mide tres metros cuadrados. Estas paredes “protegen” importantes piezas, entre otras, un trofeo de Guerra de Malvinas de 1982; objetos encontrados en las momias de la civilización Wari, en Perú, que datan 1400 años de antigüedad; o un sobre de edición limitada enviado por la NASA, conteniendo estampillas que registran la llegada del hombre a la Luna; antiguas oraciones tibetanas; pinturas de diversos autores; antiguas máquinas; manuscritos del siglo XIX, entre ellos un incunable; y otros tantos objetos que se encuentran guardados hasta que se logre hacer una nueva ampliación.
Quisimos saber cómo se gestó la idea de tener un museo en Villa de Mayo y en una entrañable charla, conocimos a su fundador Andrés Pellegrini, quien compartió con nosotros dicha experiencia y su forma de ver la vida.

¿Cómo surgió la idea de crear un museo?
Andrés: Teníamos muchos objetos, piezas únicas, creímos que era egoísta no mostrarlas al público. Elegimos el nombre de Leonardo Da Vinci, porque él fue un hombre polifacético: artista, anatomista, botánico, científico, y como el museo también iba a tener estas características, nos pareció apropiado. Acondicionamos lo que en ese momento eran mi taller y biblioteca, yo mismo pinté el mural que se encuentra en la cúpula: las nueve musas de la mitología griega junto a Baco, el dios del vino, para sacar la obra del contexto de lo que contaba el mito.
Nuestros amigos colaboraron para hacer “el sueño realidad” junto a las donaciones que fueron llegando. Uno de nuestros principales mecenas fue el señor Percy Crosby. La Municipalidad de Malvinas Argentinas, a través del Sr. Intendente Jesús Cariglino y el Secretario de Gobierno Miguel Harari, también colabora en el mantenimiento del museo.

¿Por qué custodiar el pasado? ¿Para qué?
Andrés: No conservarlo sería como no conservar nuestro apellido, como existir sin pasado. Tenemos la obligación de tener un registro. Si no existiera la historia no tendríamos vivencias de lo que fue. Es como si una criatura naciera sola; todo tiene un origen, lo próximo y lo distante como los objetos relatando silenciosamente una historia.
Por otro lado, los objetos hechos por el hombre merecen reconocimiento. Además un museo es también una fuente de conocimiento, si bien nuestra biblioteca está especializada en arte también tenemos libros de historia, anatomía, filosofía, y pueden ser consultados por quienes lo necesiten.

¿Hay interés por el museo?
Andrés: Si, hay interés, hay visitas periódicas, vienen estudiantes a consultar la biblioteca, desde que volvieron a poner el cartel en ruta 202 y Sucre, volvió a venir gente de otros lugares. Fue declarado de interés Municipal, Parlamentario y Nacional.

¿Cuándo y cómo hacer para visitar el museo?
Andrés: Para las instituciones coordinamos las visitas con anterioridad y para el público general nuestros horarios son: de lunes a viernes de 10 a 12Hs., no obstante fuera de ese horario atendemos (si estamos en casa).

Andrés Pellegrini, artista mayense

Queremos contarles quién es y cómo piensa este artista multifacético que alberga nuestra tierra.
Andrés Pellegrini completó sus estudios en Europa. Fue jurado en salas y concursos en nuestro país. La Agrupación Artística Quinquela lo nombró Socio Honorario en 1992 y en el 2005 fue distinguido por la provincia de Buenos Aires “Por su aporte a la Cultura”. Fundó el 1º Museo de Malvinas Argentinas. Sus obras se encuentran en varias colecciones privadas de la Argentina, EE. UU. y Europa. Lleva escritos 19 cuentos, una novela publicada y otra en elaboración.

¿A qué se dedica Andrés Pellegrini?
Me dedico a pintar, vivo de mis obras, de mis alumnos y de las conferencias.

¿Se puede vivir del arte?
Si uno se dedica vive de cualquier cosa. Un médico se dedica a curar gente y vive de eso, un cartonero se dedica a juntar cartón y vive de eso, un artista crea arte y vive de eso, sino no es artista.

¿Cuántas horas al día dedica a pintar?
Entre 5 y 6 horas, después leo, hago música para mí, toco piano y violín. No me dedico a las letras, escribo cuando surge una idea y la desarrollo.

¿Qué es un artista para usted?
Un artista produce arte. Producir arte es una creación con desarrollo personal e intelectual, sin copiar a nadie. Pintor puede ser cualquiera, si alguien agarra un bastidor y copia una fotografía aunque esté excelente sólo es un pintor, no un artista. El artista crea, hace creación.
El arte exige mucho y da poco, hay que estar muy conforme si uno puede vivir del arte. Hoy la palabra arte está desvirtuada, hay mucha gente que pinta por pasar el tiempo, generalmente donde enseñan pintura enseñan a copiar. En toda pintura es fundamental saber dibujar bien. El artista tiene que tener una mirada objetiva, el que no sabe es subjetivo.
Hay mucha gente que no sabe nada y dice saber, si digo que soy médico y no lo soy, voy preso, pero como con el arte no “pasa nada”…
Antes en las escuelas de arte, daban clase “los maestros”, personas con maestría en aquello que enseñaban. Hoy dan clase profesores que viven de enseñar, no del arte y por lo tanto forman “profesores” y así el arte se va perdiendo. De las escuelas de arte nunca va a salir un artista. De un taller con buen maestro sí, pero después de por lo menos cinco años. Año a año, los profesores están menos preparados, ya nadie lee. Al ser humano le están entregando “símiles vidrios de colores” como lo hicieron los conquistadores. Hoy son “los efímeros objetos de la tecnología”, que lo mantienen entretenido y de esta forma fácil de dominar. Y nos encontramos ante una contradicción: “la humanidad está pagando para perder su libertad”, está perdiendo su capacidad de pensamiento, está instalada la idea de que “si no tenés tal o cual cosa no existís”.
Recuerdo cuando era joven, si caminabas por las calles encontrabas al “hombre sándwich”, al que le pagaban por hacer publicidad de lo que fuera, hoy pagan por llevar tal remera, usan el nombre de otro menospreciando de alguna manera el propio, ¡es incongruente!; Pero en contraposición tenemos jóvenes estudiosos y hombres de ciencia, muchos recorriendo el mundo y entregando su conocimiento.
Cervantes y muchos otros, escribieron grandes obras con una pluma de ganso, tinta casera y una vela. Hoy en día con computadoras, luz eléctrica, aire acondicionado, y demás comodidades no surge nada extraordinario. Es necesario no adormecer la mente, no caer ante la “Mitología Tecnológica” y su dioses modernos: computadoras, celulares, televisión, ahora todo tiene que ser rápido.
Tengo un refrán para usted: “El tiempo no perdona aquello que se ha hecho sin tenerlo en cuenta a él”. Esto quiere decir, a mi entender, que no importa el tiempo que se emplee en hacer algo, lo importante es que sea bueno y de calidad, no rápido y efímero.

Museo Leonardo Da Vinci
Sucre 364 Villa de Mayo
Malvinas Argentinas
TEL.: 4463-7899

Print Friendly, PDF & Email