La gran serpiente del Conurbano bonaerense

Por Pamela Vizcarra

“Lo que ella me dijo un día
estaba escrito en las paredes
con sangre de lo barrios, con tiza y alquitrán
en los vagones del Sarmiento, el baño de la terminal
metido en el empedrado, en el bar de la estación
en la nocturna del estado
estaba escrito en todos lados
y lo tuve que mirar.”
La serpiente – El Culebrón Timbal.

Desde diferentes puntos de Buenos Aires surgen “fueguitos” que, como dice Galeano, brillan con intensidad y con sus chispas de entusiasmo avivan la cultura y la participación con múltiples acciones. La gran serpiente del conurbano está despierta y con muchos proyectos. Revista Brote estuvo en el Centro Público de Promoción Comunitaria “La Huella” en Cuartel V, en la localidad de Moreno, que es la sede en la que se desarrollan las actividades del grupo comunitario cultural “El Culebrón Timbal”. Estuvimos con el presidente de la organización, Ricardo Esquivel, quien habló sobre los comienzos, el presente y los proyectos de este complejo colectivo cultural.

En un comienzo la música y algo más…

El Culebrón Timbal nace como una banda de rock en 1997 con una propuesta un tanto diferente a otros grupos del momento ya que se formaron a partir de una mixtura de lenguajes artísticos: “Yo llegué al Culebrón Timbal más o menos en el año 2003; este proyecto comenzó como una banda de rock con ambiciones artístico- estéticas que tenían que ver con la cultura del Gran Buenos Aires, es decir, con el conurbano y su simbología”, cuenta Ricardo.
El concepto de cultura, aun en la actualidad, suele aparecer relacionado a ciertos ámbitos de producción artística que pretenden ubicarla en un plano diferente, bajo una protección áurica, sin embargo, ya superados esos preconceptos surge la cultura como parte de toda manifestación humana. Los integrantes del Culebrón tienen bien en claro que la cultura está en el barrio y lo importante de su accionar es poder reivindicar aquello que permanece latente y que es necesario que esté en movimiento: “Existe, incluso gente bien intencionada que elabora planes para llevar la cultura al barrio. Como si fuesen dos cosas separadas, pero decir que uno lleva la cultura al barrio creo que está mal dicho; el barrio tiene cultura, tiene identidad y el Culebrón Timbal reivindica esa cuestión de la cultura del barrio, la murga, el rock, el folcklore y las cuestiones del mestizaje cultural”.
Eduardo Balán, cantante de la banda y un personaje fundamental del proyecto es el ideólogo de nombre. Éste hace referencia a dos aspectos: por un lado, “culebrón” se relaciona con la silueta que forma el cordón del conurbano y “timbal” que, obviamente, tiene relación con la música, ya que como se dijo en párrafos anteriores, en un comienzo Culebrón Timbal era una banda: hoy (la banda) “es solo una parte de lo que implica la organización.”

Los fueguitos que se encienden

El Culebrón Timbal es un colectivo cultural que desde sus orígenes crea instancias en las que la cultura barrial se reivindica y sale a las calles a manifestarse. Lo que lo mantiene de esta manera son los proyectos que llevan a cabo que forman parte del motor de este grupo movilizador de cultura: “En el 2003 participé en lo que se llamó “Aguante la Cultura” que es un encuentro en un barrio, donde se reúnen las organizaciones barriales, artistas, los gestores culturales, microemprendedores, Ligas deportivas y se arma un evento con un objetivo solidario a partir de una necesidad local.” Este evento se había realizado ya en 2001, 2002.
En el 2004 se llevó a cabo la “Caravana Cultural de los Barrios”; éste fue el año en el Ricardo Esquivel se involucró al 100 % con las actividades del organismo. Este carnaval consistía en el armado de carrozas móviles como las de carnavales a partir de temáticas que tenían como eje alguna problemática, tema urticante, o reclamo del lugar en el que se hacía el recorrido.
Los proyectos del pasado forman parte del presente y son el corazón del futuro, en este caso, los miembros del Culebrón no dejan de trabajar en planes que los mantienen siempre en actividad: “tenemos una escuela de arte para los chicos a la que asisten entre cincuenta y sesenta pibes los sábados: que tienen clases de teatro, murga y audiovisuales. Durante la semana funcionan talleres específicos con otros lenguajes artísticos: taller de hip hop, de circo. La parte de lenguajes artísticos es la que más o menos coordino yo.”
Paralelamente funcionan en el predio “La Huella” la radio “FM La Posta”, que forma parte del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO), además cuentan con un canal de televisión “La Posta TV” que se sintoniza en canal tres de Moreno; un diario local “La Posta Regional”, que tiene una publicación mensual; y en Internet se manejan con una Agencia de noticias que tiene 10 mil contactos en la que se envían novedades y eventos que seleccionan y comparten en la red: “Todo eso forma parte de lo que nosotros llamamos nuestro plurimedio”, dice el presidente de la organización.

¿Por qué participar del Culebrón?

Cuando se realiza un proyecto de la dimensión del Culebrón es fundamental el compromiso de muchas personas: las ganas y el entusiasmo, saber que es un trabajo que no resultará fácil pero que será más que reconfortante. En entrevistas, en reseñas, comentarios y como parte de un lema que caracteriza a este proyecto lo que subyace es que la cultura debe funcionar como un elemento de transformación: el trabajo con alegría y en comunidad, en el barrio, con elementos que lo identifican, se postulan como premisas que se logran por medio de la lucha de los propios miembros de la comunidad. Lo más importante de esto, dice Ricardo Esquivel “es que para mí no es un trabajo”.
Las próximas vacaciones de verano se organizará una colonia que es lo que se está planificando en reuniones semanales: “Nosotros los últimos veranos hicimos la colonia de vacaciones, vinieron 300 pibes; creo que es la única que se hace en todo Moreno; con un equipo de profes, de educadores, con promotores, con coordinadores, que no solo tiene como objetivo que los chicos puedan disfrutar de la pileta sino que se proyectan una serie de actividades complementarias. Estamos buscando financiamiento, golpeando puertas, voluntarios, promotores porque este año el proyecto quiere planificarse para 1000 chicos.”
Formar parte de una organización que busca la visibilización de las acciones barriales implica una compleja gestión y un gran compromiso: “Para nosotros es muy desafiante esa cantidad de pibes y esa magnitud de proyecto. Cuando nos reunimos y pensamos qué es lo más importante para que la región crezca, (lo que en términos teóricos se denomina desarrollo local) la respuesta es que la comunidad tiene que estar organizada y movilizada; entonces, ¿qué hacemos nosotros como organización para colaborar con eso? Tenemos la escuela de arte, la agencia de noticias, la radio pero nos dimos cuenta de que la colonia de verano es la actividad en la que más movilización tenemos; ya que la colonia mueve a más de 150 familias” comenta Ricardo Esquivel.
La cultura está en el barrio y es una esencia transformadora; cada barrio porta un estandarte con sus símbolos; esto se reafirma en la acción y en el movimiento: para los miembros del Culebrón, cuando se manifiesta en las calles. La gran serpiente brilla con una intensidad devoradora: como Galeano recita, existen fueguitos que “arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende”. Esto es lo que quiere generar este grupo de artistas y docentes: encender el barrio, en pocas palabras mantener ardiente y vibrante cada fueguito de la pequeña gran gente del conurbano.

Datos de Contacto

Facebook oficial: https://www.facebook.com/ElCulebronTimbal/

Print Friendly, PDF & Email