Karamelo Santo, listos para estallar

Por Agustina Buscemi y Yamila Melgarejo

En el marco del Festival por el Presupuesto Participativo de la UNGS, estuvimos con Karamelo Santo, una banda argentina oriunda de Mendoza, que desde 1993 propone una enérgica mezcla de muchos estilos. Llegó a editar nueve discos de estudio, comenzando por “La Kulebra” (1993) cuyo primer corte de difusión fue “Baila Gordito” un cover de una legendaria banda ska llamada Bad Manners; le siguieron grandes discos tales como “Perfectos Idiotas” (1997), “Los Guachos” (2002), “Haciendo Bulla” (2004), “La gente arriba” (2006), un DVD “El baile oficial” (2009) y actualmente cuenta con un EP titulado “Otro paso adelante!”.

Karamelo Santo es una gran mezcla de ska, reggae, punk y cumbia, ¿Cómo se llegó a crear esa esencia en la banda y cuáles fueron sus influencias a lo largo de la historia?
Pedro “Piro” Rosafa: El gran germen de todo está en Mano Negra y en The Clash que fueron grandes referentes y artistas que hicieron ese gran quiebre de mezclar el rock con el reggae jamaiquino, y a partir de ahí se generó todo un movimiento; empezaron a haber más bandas y artistas que mezclaron un poco, dentro del rock el reggae con el ska, el punk rock hasta el hardcore y eso llegó de algún modo a Sudamérica y los punkis empezaron a mezclar el ska con el punk y la música que había acá también. En ese lugar el gran referente fue Mano Negra claro que, a pesar de ser una banda europea, ellos tuvieron esa visión. Y ahí fue el momento en que se puso el ojo y la influencia para empezar a desarrollar algo que a lo largo fue Karamelo Santo y que también tomó con el tiempo su propia característica y personalidad, siendo una banda provinciana y no de Capital. Uno tiene una visión pero también el cuerpo y el personaje se va desarrollando y tomando vida propia a través del tiempo.
Diego Aput: Claro, más allá de los gustos de cada uno, las personas traen influencias de sus lugares de distintas escenas, gente más del jazz gente más del rock, donde se junta eso por más que la idea sea una sola el aporte es diferente y van saliendo cosas nuevas.

Además de ser una banda independiente, los vemos siempre en las escenas del under, muy locales y también presentándose mucho en eventos gratuitos y/o autogestionados en apoyo a distintas causas sociales, ¿Cómo lo manejan, cómo llegan a ese resultado?
Pedro: La banda se manejó de manera independiente desde el vamos, desde que inició y así hemos ido buscando los lugares. Realmente el perfil de la banda siempre fue apoyar movidas de movimientos sociales, nosotros pensamos que son en pro de la gente para buscar un bienestar general y en esos lugares nos encontramos, nos sentimos cómodos y damos nuestro pequeño aporte. Además al ser independientes tenemos la libertad de elegir e ir y apoyar a la causa y a la movida que nosotros consideramos justa y pensamos que es positiva para el resto.
Diego: Para ser independientes hay que salir y hacer que las cosas se den, hay que levantarse, poner el cuerpo y pelearla todos los días.

¿Y qué representa para ustedes presentarse hoy acá, en el evento por el Presupuesto Participativo de la UNGS?
Diego: Me parece buenísima la idea; yo estudié en Mendoza y en Buenos Aires en universidades públicas y jamás estuve en una situación así, si bien estuvo bueno tener una universidad a disposición, uno en ese momento no tenía la idea o la chance de decidir qué hacían con el dinero que estaba disponible para tu escuela o tu estudio. La verdad que es una buena herramienta y está buenísimo. Y bueno, como banda, el arte acerca a la gente que no está interesada plenamente en el tema. La música hace venir a la gente y una vez estando acá se comunica la propuesta artística como también lo demás; y en este caso, el que venga a ver a la banda puede enterarse que en esta universidad no sólo se puede estudiar sino que también la gente que estudia puede organizarse y utilizar los recursos desde adentro mismo.

Y ya que estamos, ¿Qué estudiabas?
Diego: Allá en Mendoza arte dramático, y acá en Buenos Aires sonido.

¿Cómo ven la industria de la música hoy en Argentina?
Diego: La industria de la música está complicadísima, o sea, los que están adentro son siempre los mismos y los que estamos afuera somos cada vez más. Y la situación está cada vez más marcada con que el disco por ejemplo, ya no existe como tal no es negocio lo que era una discográfica, si con el disco antes no ganabas un sope ahora el disco más el porcentaje de venta, etc ya no es nada, tenés que dar todo. La industria es un bajón, hay que buscarle la vuelta por otro lado, hay que darle bola a internet, difundir la música gratis y hay que tocar y vender los discos cara a cara a la gente.

Y la vuelta del vinilo ahora, ¿Cómo la viven ustedes?
Diego: Y… está muy caro (risas).
Pedro: Para los románticos el vinilo siempre tiene su atractivo, pasa que es como dice Diego, todavía es una situación cara entonces por ahí en algún momento por la demanda se puede llegar a abaratar un poco; lo que sí es muy bonito por el sonido, quien tiene la oportunidad de tener un vinilo no deja de ser hermoso pero digamos que para adquirirlo hoy es muy caro.
Diego: Es muy caro, y ya el formato físico a la gente medio que le molesta, a un chico por ejemplo no le pones un disco pero ni a palos con internet y la tecnología.

¿Qué proyectos tienen para el futuro de la banda de ahora en adelante? ¿Qué tienen ganas de hacer?
Diego: Este año queremos grabar un disco como fundamental, nos gustaría tener este año un disco nuevo de la banda que parece un objetivo normal pero tiene un montón de laburo, así que estamos trabajando en eso, en nuevo material y en desarrollarnos entre nosotros viendo las canciones nuevas que ya es todo un trabajo.

¿Cuándo saldría este disco al mundo?
Diego: Y, en el transcurso del año. Requiere más que las canciones, hay que pensar un montón de ideas y sentirse en un momento especial para hacerlo.

Listos para estallar

La banda mendocina emblema del rock fusión en Argentina se presentó en el anfiteatro de la UNGS. En el marco de la apertura de la tercera edición del Presupuesto Participativo, los Karamelo Santo ofrecieron un show cargado de energía en la noche del viernes 17 de abril.
Finalmente, siendo aproximadamente las 21:40 hs., Karamelo Santo se hizo presente en el anfiteatro de la UNGS en Los Polvorines. Con un sonido poderoso y demoledor, los Karamelo comenzaban a darle color a la noche. El escenario estaba copado por los dinámicos saltitos del bajista Diego Aput y por la singular voz de Piro Rosafa. “A ver si se van arrimando”, le decía Piro a la audiencia que se mostraba un poco tímida mientras sonaba Cumbia Pelá.
Las fusiones de ska, funk, reggae y cumbia se hicieron sentir con esa fuerza que sólo puede brindar Karamelo Santo. A los veinte minutos de comenzado el show, cuando terminó de sonar La Vida es Razón, Piro dijo algunas palabras en nombre de toda la banda: estaban emocionados y agradecidos por haber sido invitados a la apertura de la tercera edición del Presupuesto Participativo organizado por la Ungs. Lo que siguió a continuación fue una hora de baile y algún que otro pogo. El conocido y esperado cover de Los Ángeles Azules, Cómo te voy a olvidar, comenzó a sonar y el público, que al principio del show parecía estar algo tibio, se volvió parte de lo que era una verdadera fiesta. No faltaron los clásicos como Fruta amarga, El baile y negro, que emocionaron a más de un seguidor nostálgico de la banda mendocina. Tras una noche llena de sensaciones, Karamelo cerró el show con un cover de Sumo: No tan distintos. Sin dudas, el broche de oro para lo que fue una presentación inolvidable

Print Friendly, PDF & Email