Arandu: la apropiación del cine para resistir y transformar

Por Sofía Santángelo

Los cambios de paradigma no pueden proyectarse sin antes observar claramente cómo se manifiesta el entramado cultural de una sociedad. Dentro de la misma existe un grupo que puede ser llamado “dominante” debido a que logra imponer su postura y un grupo subalterno o “dominado”. Es decir, una jerarquización de posiciones y (des)niveles socioculturales que necesariamente deben analizarse para entender su complejidad y así, proponer modificaciones.

El antropólogo Guillermo Bonfil Batalla* expuso en su propio análisis dos conceptos claves para revelar cómo se desarrollan estas interacciones o relaciones asimétricas entre ambas posiciones: las ideas de control cultural y de elementos culturales. El control cultural es la capacidad de decisión que tiene determinado sector dentro de una sociedad para producir, utilizar y reproducir elementos culturales, es decir, todos los recursos (tanto materiales como simbólicos) con los que se cuenta para llevar a cabo diversos propósitos sociales. Lo importante aquí es reconocer quién decide y sobre qué decide.

Desde su nacimiento, el cine es un elemento cultural sumamente importante ya que por sus características es utilizado para exhibir y reproducir determinadas ideologías o concepciones de la realidad a un público masivo. El control cultural de dicho elemento es ejercido generalmente por el grupo dominante, el cual dispone de medios materiales para crearlo y de competencias para comprenderlo y desarrollarlo. No obstante, dicho elemento es apropiado por los grupos subalternos, quienes deciden qué hacer con él para poder exhibir sus propias realidades. Esta situación se ve claramente en la producción del denominado cine comunitario.

Generalmente, los grupos subalternos toman contacto con elementos ajenos a su contexto a partir de la intervención de agentes externos a la propia comunidad, quienes consideran necesario impulsar el desarrollo de las múltiples identidades que conviven dentro del ecosistema cultural. Un ejemplo de esto es el programa llamado Ciclo Reencuentro con Pueblos Originarios de la Universidad Nacional de General Sarmiento, a partir del cual se llevan a cabo diversos proyectos y actividades: talleres, cursos, ciclos de cine, trabajos en y con las comunidades, etc. y del cual se desprende la Muestra Latinoamericana de Cine Indígena y Comunitario llamada Arandu, palabra que define a una persona inteligente o sabia en lengua guaraní.

En una charla con Laura Godoy y Maira Medina, estudiantes de comunicación, voluntarias de los talleres de cine comunitario creados por el ciclo e integrantes del proyecto Arandu, pude comprender más acerca de esta forma de producción y sus procesos:

Para ustedes, ¿Qué es el cine comunitario?

Laura- Es una forma de hacer cine en la cual las comunidades, barrios u organizaciones pueden apropiarse de las herramientas del lenguaje para contar sus realidades y así, evitar consumir únicamente las que nos muestra el cine hegemónico y comercial. La idea es que se produzcan narraciones propias, sin que nadie les imponga una estética. Esto nos parece importante como herramienta de divulgación para revalorizar culturas y prácticas que quieren ser ocultadas. La imagen es muy poderosa en la sociedad en la que vivimos y siendo conscientes de que mayormente el cine es utilizado para difundir ciertos valores o ideologías que no corresponden con las nuestras, podemos utilizarlo con un fin que nos beneficie a nosotros y nos haga reforzar nuestras identidades. Entonces, el cine comunitario consiste en eso, en llevar una herramienta transformadora a lugares que realmente las necesitan.

¿Cómo es el proceso de producción en este tipo de cine?

Laura- En principio, no hay roles definidos, cada uno elige cual quiere tomar y a su vez pasar por varios. El cine comunitario tiene como principal punto el respeto a las comunidades, con lo cual no se puede forzar la realización, ni imponer un cronograma. Lo importante es que las comunidades se apropien de la cámara, más allá del producto final.

¿Qué temáticas se desarrollaron en las producciones llevadas a cabo a través del voluntariado?

Maira-  Los talleres se realizaron en una comunidad guaraní de José C. Paz. El principal objetivo era la recuperación de su lengua y para ello se creó un pequeño ejercicio de animación, pero en el transcurso descubrimos que existían otras necesidades. Los niños, por ejemplo, realizaban entrevistas a sus padres contando como fue el proceso de inmigración desde Paraguay. Esto es algo que a las familias les cuesta aceptar, en la mayoría de los casos se tiende a borrar esa historia, porque es parte de un pasado muy duro. Es importante que la comunidad tenga apertura y esto se logra con confianza y en una relación directa.

¿Cómo nace Arandu?

Laura- El proyecto surge de la necesidad de crear un espacio de difusión para las producciones que de otra forma no circulan, por no ser comerciales. El año pasado realizamos la primera edición y recibimos más de cincuenta películas de toda Latinoamérica, tanto de cine indígena como de cine comunitario.

¿Qué recepción tuvo la muestra?

Laura- Hubo mucha recepción por parte de los realizadores, quienes se acercaron a la muestra a contarnos sus experiencias. En cuanto al público notamos que la recepción se da mucho más en los barrios que en las instituciones, por eso este año decidimos llevar Arandu a las organizaciones barriales. Proyectaremos películas en José C. Paz, en la Escuela N° 35 y en el Centro Comunitario Belén; también van a estar colaborando los chicos y chicas del Centro Cultural Barrio Frino.

¿Tienen intenciones de organizar una red que vincule a todos los que realizan este tipo de producciones?

Maira- Si, la idea del proyecto es justamente estimular las producciones y exhibirlas, para ello debemos desarrollar un espacio concreto en el cual las comunidades se vean reflejadas mediante las proyecciones. En este momento estamos trabajando en un proyecto de voluntariado con la Escuela N° 35, en la cual damos talleres de fotografía y de producción audiovisual desde la perspectiva comunitaria. Queremos formar a otras personas para que tomen la posta del cine comunitario en el conurbano. También tenemos conexión directa con otras organizaciones que llevan a cabo acciones similares desde hace varios años como Cine en Movimiento y los docentes de la Escuela N° 1 de José C. Paz, quienes consiguieron el apoyo de un canal de la zona para realizar un programa con contenidos creados por los propios alumnos.

La segunda edición de Arandu contará con 4 categorías: infancias; territorios y resistencia; géneros y diversidades e identidad y cultura de las comunidades originarias. Temas que abordan las problemáticas de la región y desvelan realidades e identidades que pretenden ser ocultadas. Arandu se crea con el propósito de difundir producciones audiovisuales y a su vez de promover el desarrollo de las mismas a través de la educación popular. En este sentido, acerca a las comunidades un elemento cultural que les era ajeno, sobre el cual pueden comenzar a ejercer el control cultural, es decir, decidir qué hacer con él sin imposiciones, resignificarlo y utilizarlo como una herramienta para su propio desarrollo cultural.

* Etnólogo y antropólogo mexicano. Fue director del Instituto Nacional de Antropología e Historia, fundó el Museo Nacional de Culturas Populares y fue cofundador del Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social. Escribió varios libros, entre ellos: El México Profundo. Una civilización negada, Identidad y pluralismo cultural en América Latina, Pensar nuestra cultura, etc.


Más información:

La II Muestra Latinoamericana de Cine Indígena y Comunitario Arandu tendrá lugar desde el 14 hasta el 18 de noviembre de 13 a 20 hs. en cuatro locaciones: el campus de la UNGS (Los Polvorines), el Centro Cultural de dicha Universidad (San Miguel), la Escuela Primaria Nº 35 Cecilia Grierson (José C. Paz) y la Municipalidad de Malvinas Argentinas.

WEB: https://aranducine.wordpress.com/

Facebook: https://www.facebook.com/AranduMuestradeCine

Print Friendly, PDF & Email